Bioconstrucción

¿Por qué construir en el huerto?

Después de casi tres años cultivando hortalizas han aparecido varias actividades sociales directamente vinculadas al espacio. Una de estas es la biblioteca hortelana, que de momento no tiene sitio ni tampoco función, porque la humedad del huerto no nos permite conservar libros en un espacio exterior. También desde el huerto se propone dar clases de castellano gratuito a disposición de quien lo pida, pero en invierno el frío impide la realización de actividades  durante todo el día.  Además, para el funcionamiento de un huerto comunitario partimos de una base colectiva que necesita reunirse una vez al mes como mínimo en un espacio adecuado para el trabajo.

Es en esta reflexión que nació la posibilidad de generar nuestro espacio social, con un techo y unas paredes que nos permitan acoger los distintos proyectos vinculados al huerto. Como somos conscientes de la dimensión pedagógica que tiene una obra maestra de este tipo, hemos querido abrir y pensar en profundidad este trabajo colectivo. A la hora de desarrollarlo, se ha optado por generar un proyecto multifuncional  y polivalente, que tenga a la vez un papel lúdico y pedagógico en cuanto a su creación y realización, que podría perfectamente entrar en el registro del art-quitectura, promovido por anar-quitectos! jajaja

En el planteamiento inicial, la idea era usar varios métodos de construcción vinculados a la bio-construcción y/o a la construcción con materiales reciclados. Multiplicando las prácticas enriqueceremos el aprendizaje vinculado a la construcción. También será una forma en la cual podremos hacer visible con carteles explicativos y dossier par la libre consulta, el porqué y el cómo se realizó el trabajo. Esto permitiría en la post-producción que cada uno de los visitantes siguiera aprendiendo a través del proyecto.

Además, para acompañar el ejercicio pedagógico durante la realización de la construcción,  tendremos un equipo de grabación que montará un documental sobre el trabajo realizado. De forma que difundiremos y conservaremos nuestro trabajo colectivo.

Queremos que el trabajo sea un aprendizaje común desde la base, en la búsqueda de las técnicas de construcción y en la colecta de los materiales… hasta el final, que es la realización de las tareas de construcción. Por lo tanto, la construcción será realizada mediante talleres abiertos que permitirán una construcción participativa del futuro equipamiento. Hemos pensado realizar una parte de la construcción con balas de paja, super-adobe y con materiales reciclados como podrían ser botellas de vidrio, de plástico, palets, etc.

Con el objetivo de darle una dimensión más artística y elevar el nivel del proyecto queremos integrar esa dimensión a todos los niveles, el arte de construir, elegir, determinar y crear será una pauta que guiará todas las acciones que realizaremos.

¿Cómo empezamos?

Primera fase, repensar el espacio social del huerto!

Con el fin de construir un huerto abierto a todo tipo de propuesta, se ha planteado desde el principio un estudio sobre las necesidades y el uso que se le quiere dar a este espacio por parte de los hortelanos. Esta fase ha sido una investigación abierta que empezó con la iniciativa de un grupo de estudiantes de arquitectura (StAPBCN). Ellos estaban trabajando el tema de la participación, y llegaron al huerto buscando proponer un proceso participativo real.

En estos días de reconocimiento y charlas, todos pudimos expresar lo que en nuestra opinión era lo más óptimo para el huerto, los puntos fuertes, las debilidades, las dificultades y las posibilidades. En definitiva, todos pudimos decir la nuestra! Hubo gente a la que le gustaría hacer un semillero, las niñas querían un árbol secreto, y así hasta recoger las más diversas ideas y aportaciones.

Esta intervención permitió juntar las diferentes ideas y necesidades (e ilusiones!) de todos los que forman parte del huerto. También fue el principio de un organigrama de talleres abiertos de bio-construcción. A medida que nos adentrábamos en la reorganización del espacio social, surgieron nuevas ganas e ideas alrededor de estos cambios. Por ejemplo, la construcción del almacén ha hecho que tengamos que repensar la zona del bar, por ser poco accesible y demasiado saturada de herramientas varias y otras cosas (que se guardarán en el almacén). Así se liberará un espacio aprovechable, pudiendo ofrecerlo a otros colectivos para que realicen actividades. Además, nos dimos cuenta que también podíamos aprovechar la masa de runa que había enfrente para hacer un escenario aprovechable para todo tipo de evento al aire libre.

¿Qué bioconstrucciones se proponen?

Tras todo este proceso de repensar el espacio colectivamente, ver las necesidades y las ideas que han ido surgiendo a lo largo del tiempo, se propusieron cinco talleres. A pesar de que cada uno de ellos responde a unos requisitos diferentes y funcionan independientemente del resto, los contemplamos como un conjunto. Se trata de un proyecto de bio-construcción, desde el inicio hasta el final es colectivo y pedagógico.

>> colectivo porque necesita de la participación de todos para su construcción, uso y mantenimiento.

>> pedagógico porque la construcción de las cinco propuestas se ha realizado a partir de talleres participativos y ha quedado registrada en material audiovisual que está a disposición de todo aquél que se interese por el proyecto.

Las propuestas son:

[1]   HORNO DE PAN

[2]   ALMACÉN Y BARRA CON TOLDO PARA SOMBRA

[3]    BAÑO SECO

[4]   CASITA DE PAJA

[5]   ESCENARIO


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: